INFOCUS:

A topic from NCAB Group about integrated PCB Production

No 2 2020

El camino hacia la sostenibilidad

OTROS ARTÍCULOS SOBRE ESTE TEMA:

Muchas empresas y organizaciones de todo el mundo afirman que están trabajando en el camino hacia la sostenibilidad. Pero, ¿en qué consiste en la práctica ese trabajo?, ¿cómo pueden las empresas tomar acciones que de verdad tengan efecto? Este mes le planteamos estos temas a dos especialistas de la consultoría Trossa, que trabajan en ellos a diario.

Trossa, con sede en Estocolmo, Suecia, ofrece servicios de consultoría para el desarrollo sostenible a empresas y a organizaciones. Sus clientes operan tanto en el sector público como en el privado y en diferentes industrias.

«Aplicamos una perspectiva amplia y holística y ofrecemos una exhaustiva especialización en muchas áreas. Por ejemplo, dentro de las estrategias de sostenibilidad, generación de informes de sostenibilidad, cuestiones químicas, climáticas y de compras, todo ello en diversos sectores específicos», aclara Mia Barkland, CEO de Trossa.

Mia Barkland, Trossa

«Nuestro objetivo común de sostenibilidad es garantizar que todos puedan disfrutar de una buena vida, sin sobreutilizar recursos y sin afectar negativamente el clima o el medio ambiente».

Mia Barkland
CEO, Trossa

¿Cómo define Trossa la sostenibilidad?

«En pocas palabras, se trata de crear valores reales que funcionen a largo plazo. El desarrollo sostenible integra las necesidades de la humanidad dentro de las posibilidades que nuestro planeta puede ofrecer», contesta Mia Barkland. «Nuestro objetivo común de sostenibilidad es garantizar que todos puedan disfrutar de una buena vida, sin sobreutilizar recursos y sin deteriorar el clima o el medio ambiente».

«Para alcanzar esa meta, todos los implicados – empresas, organizaciones, individuos y Estados – deben comprometerse a trabajar dentro de un conjunto, o una esfera, de parámetros sostenibles, que permitan a las personas vivir de forma que no se cause un daño irreparable al planeta».

«La ciencia nos dice que es posible, pero no si seguimos viviendo como lo hacemos hoy. Todas las empresas tienen que plantearse los cambios que serían necesarios para desempeñar su papel dentro de la esfera sostenible. Solo de este modo podrán tener éxito a largo plazo», resalta Mia Barkland.

La sostenibilidad: mucho más que problemas medioambientales

Su colega, la consultora Iris Tolonen, hace hincapié en que la sostenibilidad va mucho más allá de las cuestiones medioambientales.

«Los temas sociales y la economía están relacionados con el medio ambiente. El planeta establece los límites, pero la innovación y el desarrollo económico pueden brindar prosperidad y éxito dentro del marco establecido, siempre que las soluciones sean inteligentes desde el punto de vista medioambiental», afirma.

Iris Tolonen, Trossa

«Aún queda mucho por hacer. Después de integrar las cuestiones de sostenibilidad en las estrategias empresariales, estas deben ser implantadas y empezar a rendir resultados».

Iris Tolonen
Consultant, Trossa

En la cumbre de la ONU celebrada hace cinco años, los jefes de Estado y de gobierno del mundo adoptaron la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, un plan de acción que establece 17 objetivos globales de desarrollo sostenible que se tienen que alcanzar para el año 2030.

«Los objetivos globales aportan a las empresas y organizaciones algo a lo que remitirse en sus propias labores de sostenibilidad y proporcionan un punto de partida para establecer sus propios objetivos y estrategias. Gracias a la Agenda 2030 es más fácil identificar aquello en lo que hay que centrarse», dice Iris Tolonen.

Las dos colegas de Trossa creen que los objetivos globales han contribuido a una nueva actitud en las empresas, donde las labores de sostenibilidad no consisten solo en «comportarse adecuadamente». En la actualidad se están incorporando cuestiones de naturaleza más existencial, como por ejemplo, por qué existe la empresa en definitiva y qué valores crea.

Los objetivos de la ONU para el desarrollo sostenible

FN:s globala mål

En 2015, los líderes mundiales acordaron 17 objetivos globales y la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible. La Agenda 2030 constituye un compromiso para conducir el mundo hacia un futuro sostenible y justo en el año 2030, terminando con la pobreza, combatiendo la desigualdad y la enfermedad, fomentando la paz, protegiendo el medio ambiente y actuando con urgencia sobre el cambio climático. Es crucial que todos los implicados participen para poder alcanzar los objetivos.

«Cuando Trossa empezó hace diez años, se hablaba mucho de adoptar un enfoque holístico e integrar la sostenibilidad en las estrategias y operaciones empresariales y en mi opinión, es algo que hoy en día está pasando realmente. Las empresas se están centrando en lo que esto significa para ellas en concreto, qué aspectos o dimensiones son más importantes y dónde pueden marcar una mayor diferencia», dice Mia Barkland.

La importancia de una estrategia de sostenibilidad clara

Aunque algunas perspectivas son comunes para todos, como el cambio climático y los riesgos que conlleva, el enfoque habitual hoy es llevar a cabo un análisis de viabilidad para descubrir a qué riesgos concretos se enfrenta o se enfrentará la empresa y cómo puede esta contribuir de forma positiva. Es importante que este análisis incluya a terceros ajenos, como los proveedores y clientes, así como a los empleados, para de este modo descubrir qué cuestiones de sostenibilidad son más importantes para la empresa y qué aspectos se podrían mejorar.

«Las empresas previsoras saben que sin una estrategia de sostenibilidad clara se arriesgan a no poder cumplir las exigencias del mundo exterior. Quieren tener una idea completa y correcta de cómo sus operaciones repercuten en el mundo a largo plazo y aceptar su responsabilidad, de forma centrada y basándose en los hechos», dice Mia Barkland.

Aquél que no haga sus deberes se arriesga a ser penalizado en el mercado actual, con independencia del sector en el que opere o de su tamaño. Además de perder clientes, podría serles más difícil adquirir materias primas y obtener capital, podría ser más caro pedir dinero y más difícil atraer y conservar buenos empleados.

«Los negocios no buscan solo minimizar los riesgos, sino que también desean detectar las oportunidades. Quieren participar y contribuir positivamente, tanto en términos de métodos de trabajo como de ofertas empresariales y a clientes. Así pues, cada vez más empresas miran más allá de sus propias operaciones e incluyen toda la cadena de valor en sus demandas y en la búsqueda de nuevas oportunidades», dice Iris Tolonen.

Curva negativa de emisión de carbono

Aunque las labores de sostenibilidad han mejorado en general, no todas las empresas son necesariamente ahora más sostenibles. Desde una perspectiva global, el desarrollo avanza aún en la dirección errónea, por ejemplo con respecto a las emisiones de dióxido de carbono.

Graf som visar ett genomsnittligt månatligt medelvärde för koldioxid globalt.
Los gráficos muestran la media mensual de dióxido de carbono a nivel mundial promediado sobre sitios de superficie marina. Fuente: Earth System Research Laboratories

«Aún queda mucho por hacer. Después de integrar las cuestiones de sostenibilidad en las estrategias empresariales, estas deben ser implantadas y empezar a rendir resultados. Por tanto, es importante desarrollar también planes de acción concretos y hacer un seguimiento de las iniciativas», señala Iris Tolonen.

«En los últimos años, el sector financiero se ha dado cuenta de que estas cuestiones no financieras repercutirán muy seriamente en las finanzas en el futuro. Los inversores se interesan por las cuestiones de sostenibilidad de una forma totalmente nueva».

Mia Barkland
CEO, Trossa

Con los objetivos globales de la ONU establecidos para 2030, el organismo ha descrito el período que nos aguarda como «la década de los resultados». Es obvio que existe el riesgo de que la crisis del coronavirus suponga un obstáculo para desarrollar gran parte de las iniciativas positivas que se han implantado hasta ahora. Además, en términos generales, esta crisistambién ha desviado el foco de otras cuestiones cruciales. No obstante, en los próximos diez años, los gobiernos, las empresas y las organizaciones de todo el mundo estarán realmente obligados a predicar con el ejemplo. También hay otros factores que empujan en esta dirección.

«En los últimos años, el sector financiero se ha dado cuenta de que estas cuestiones no financieras repercutirán muy seriamente en las finanzas en el futuro. Los inversores se interesan por las cuestiones de sostenibilidad de forma totalmente nueva y esperan que las empresas aclaren cómo abordan los riesgos con respecto, por ejemplo, al clima, las condiciones laborales y los minerales de conflicto. Estos factores ya están afectando a los valores de las acciones», dice Mia Barkland.

«La capacidad de atraer nuevos empleados y conservar a los existentes también se ha convertido en una potente fuerza motriz. En todos los sectores, la marca del empleador desempeña ahora un importante papel para favorecer un trabajo de sostenibilidad sólido Los departamentos de compras también están más interesados y motivados. Los clientes formulan demandas y plantean preguntas a sus proveedores», añade Iris Tolonen.

La colaboración global es crucial para lograr resultados positivos

Aunque existen diferencias entre los distintos países y regiones, ellas hacen hincapié en que la imagen más amplia es la misma en todo el mundo y en diferentes sectores.

«Hay actividad en todas partes y las reglas globales del juego están encarnadas ahora en la Agenda 2030», señala Mia Barkland.

Esto también tiene que ver con las cadenas de valor globalizadas. Implementar estrategias y producir resultados positivos requiere de una cooperación global.

«Para apaciguar a los inversores que valoran las empresas a largo plazo, hay que poder demostrar que se han implantado sistemas de gestión y que se pueden gestionar los riesgos en la cadena de valor».

Iris Tolonen
Consultant, Trossa

«En el campo de la sostenibilidad hay una clara tendencia a trabajar juntos de forma más integrada. Cada uno es parte de las cadenas de valor de los otros y todos demandamos cosas de los demás. Trabajar de forma activa en la sostenibilidad es ahora un requisito simplemente para que se te considere un actor en el mercado. Por eso, cada vez es más frecuente agarrarse mutuamente del brazo y ser más transparente incluso con la competencia. Dado que todos estamos embarcados en el mismo viaje de transición, es más fácil compartir buenos ejemplos», dice Mia Barkland.

«A fin de apaciguar a los inversores que valoran las empresas a largo plazo, es necesario poder demostrar que se han implantado sistemas de gestión y que se pueden gestionar los riesgos en la cadena de valor. La gerencia y los empleados tienen que trabajar en las cuestiones de sostenibilidad del mismo modo que en otras cuestiones empresariales críticas. La dirección también debería implicarse», dice Iris Tolonen.

La utilización de recursos: un reto para el sector de la electrónica

Si nos centramos más específicamente en el sector de la electrónica, existe la paradoja de que la digitalización en curso es un importante posibilitador del desarrollo sostenible, al tiempo que la industria está afrontando enormes retos en términos de, por ejemplo, el uso de recursos.

NCAB Group design guidelines
Las Guías de diseño de PCB de NCAB facilitan el proceso desde el principio y pueden utilizarse como lista de comprobación durante la etapa de diseño.

«Es vital que nuestra economía sea más circular para que los recursos, una vez utilizados, se puedan reciclar y reutilizar. Pero los productos electrónicos tienen una vida útil corta y suele ser caro y complicado reciclar materiales electrónicos usados. Por tanto, los aspectos de sostenibilidad se deben incluir ya en la fase de diseño. El reciclado de los metales, minerales y plásticos se puede simplificar con el diseño correcto, la cantidad de materiales usados se puede minimizar y, cuando sea posible, los diseñadores del sector deberían optar por opciones respetuosas con el medio ambiente al elegir los materiales», dice Mia Barkland.

«Otra cuestión importante tiene que ver con la cadena de materias primas. Es fundamental controlar el uso de materiales de conflicto, así como establecer requisitos con el fin de reducir su uso. Además, existen riesgos importantes para la sociedad si la producción se ubica en países con poco respeto por los derechos humanos. Reducir la huella de carbono del transporte también es una cuestión importante para el sector, dado que las materias primas, los componentes y los productos se suelen enviar por todo el mundo antes de que los bienes terminen en manos del consumidor», dice Iris Tolonen.

«Es vital que nuestra economía sea más circular para que los recursos, una vez utilizados, se puedan reciclar y reutilizar. Pero los productos electrónicos tienen una vida útil corta y suele ser caro y complicado reciclar materiales electrónicos usados. Por tanto, los aspectos de sostenibilidad se deben incluir ya en la fase de diseño».

Mia Barkland
CEO, Trossa

«En un mundo en el que la población está aumentando y cuya clase media está creciendo proporcionalmente más rápido, tenemos que ser más eficientes en cuanto a los recursos y reducir la cantidad de residuos. Incluso antes de que se fabrique un producto, tenemos que preguntarnos si puede ser más circular – y plantearnos la utilización del producto antes de que se desgaste», concluye Mia Barkland.

Los consejos de los expertos para empresas que quieren trabajar de forma sostenible

  • Llevar a cabo un estudio de viabilidad dialogando con todos los implicados e identificar las cuestiones importantes para usted y los requisitos que se le exigen.
  • Vincular las cuestiones de sostenibilidad a su modelo empresarial.
  • Detectar las oportunidades igual que los riesgos. ¿Qué cosas positivas está comunicando actualmente y cómo puede dirigir y crear nuevos cambios a mejor?
  • No olvidar las cosas pequeñas y sencillas. Es importante vivir mientras se aprende.
  • Atreverse a establecer objetivos audaces que realmente marquen la diferencia.
  • No ver la sostenibilidad como un enemigo de la rentabilidad. Para ser sostenible a largo plazo, una empresa también tiene que generar ingresos aquí y ahora.

Negocio sostenible – una estrategia de supervivencia

Durante muchos años, NCAB Group ha trabajado activamente, entre otros con la ayuda de Trossa en concreto, para mejorar la sostenibilidad de sus operaciones. La Directora de Sostenibilidad del Grupo, Anna Lothsson, responde a nuestras preguntas sobre estos trabajos.

¿En qué sentido es importante para NCAB el negocio sostenible?
«Básicamente, el negocio sostenible es una estrategia de supervivencia puesta en marcha para que nuestra empresa siga operando en el futuro. Promoveremos un negocio sostenible a largo plazo que genere crecimiento y rentabilidad tanto a NCAB como a nuestros clientes, proveedores e inversores. También incluye la responsabilidad de contribuir al desarrollo sostenible global. Un requisito importante para todo ello es que seamos un socio fiable y responsable y un empleador atractivo».

Anna Lothsson

«Básicamente, el negocio sostenible es una estrategia de supervivencia puesta en marcha para que nuestra empresa siga operando en el futuro también».

Anna Lothsson
Sustainability Manager, NCAB Group

¿Cómo describiría el abordaje de la sostenibilidad de NCAB?
«Trabajamos de forma estructurada para hacer crecer el negocio en una dirección sostenible. Por esta razón hemos basado nuestro abordaje en la norma guía ISO 26000, que cubre aspectos medioambientales, sociales y éticos y, en combinación con el diálogo con los implicados, nos ha ayudado a identificar las cuestiones en las que centrarnos. Hemos establecido una estrategia que identifica varias áreas y objetivos de interés para nuestras labores de sostenibilidad dentro de la cadena de suministro, así como hacia nuestros empleados y clientes. Al mismo tiempo, la sostenibilidad no es algo en lo que trabajemos por separado, sino que está integrada en nuestras operaciones y nuestros procesos, del mismo modo que otras cuestiones prioritarias».

NCAB dice que está abordando la sostenibilidad desde una perspectiva de la cadena de valor. ¿Qué significa esto?
«Mientras desarrollamos y gestionamos nuestro negocio, nos centramos en crear valor para todos los implicados y nos responsabilizamos por completo de ello. Es importante poder describir la cadena de valor, definir el flujo físico y aquellas de nuestras actividades que añaden valor a las ofertas de la empresa y, por tanto, valor para todos los implicados, como, nuestros clientes y empleados. Este enfoque nos ayuda a identificar las oportunidades disponibles para impulsar un cambio positivo y minimizar los riesgos del impacto negativo, dentro y fuera de nuestra área de negocio».

¿Podría describir este enfoque en términos más concretos?
«En la fase de diseño, respaldamos a nuestros clientes a la hora de optimizar el diseño de las PCB en términos de fiabilidad y fabricación del producto. Nuestros ingenieros ofrecen soporte para el diseño en conversaciones individuales con el cliente, a través de seminarios y en reuniones con los clientes, o a través de nuestra web, donde están disponibles nuestras guías de diseño. Un diseño optimizado de la PCB contribuye a que se generen menos recortes y se reduzca el uso de materiales, agua, electricidad y productos químicos en la producción. En las fábricas, nuestras iniciativas de responsabilidad social, medio ambiente y calidad contribuyen a las labores de sostenibilidad de los clientes y minimizan los riesgos en la cadena de suministro.

Hållbarhetsrevision i fabrik.
El control y la manipulación de los productos químicos es parte de nuestras auditorías de sostenibilidad.

«En colaboración con nuestros socios de producción, nos centramos en la calidad, la responsabilidad social y la responsabilidad medioambiental en la cadena de suministro. Mediante auditorías regulares sobre el terreno, controlamos áreas como las condiciones laborales, los derechos humanos, la salud y seguridad, los materiales (contenido de productos químicos y materiales de conflicto), la gestión de productos químicos, la gestión de residuos y el reciclado, la ética empresarial y la calidad. Los empleados de nuestro equipo de gestión de fábricas llevan a cabo estas auditorías y hacen un seguimiento de las desviaciones y las actividades de mejora para asegurarse de que se implantan».

«Para una empresa basada en el conocimiento como la nuestra, el éxito es resultado del trabajo y del compromiso aceptado por nuestros empleados. Ofrecemos amplias oportunidades de desarrollo tanto personal como de equipo, entre otras cosas mediante formación interna. También hacemos especial hincapié en el liderazgo, la creación de equipos, la ética y el trato igualitario. Los seguimientos y las actividades tienen lugar mediante conversaciones individuales y a través de una encuesta para los empleados en la que las cuestiones sobre compromiso, liderazgo y capacidad de colaboración son figuras clave de nuestra gestión empresarial.

«Para una empresa basada en el conocimiento como la nuestra, el éxito es resultado del trabajo y del compromiso aceptado por nuestros empleados. Ofrecemos amplias oportunidades para el desarrollo personal y del equipo».

Anna Lothsson
Sustainability Manager, NCAB Group

¿De qué forma contribuye NCAB a conseguir los objetivos de desarrollo sostenible globales de la ONU?
«Cuando se lanzó la Agenda 2030, ya habíamos implantado un programa de sostenibilidad estructurado que abarcaba la estrategia y objetivos definidos. No obstante, los objetivos globales nos han aportado una imagen más clara y una mayor concienciación sobre el hecho de que todos tenemos la responsabilidad de contribuir al desarrollo sostenible global. Estos objetivos nos pueden ayudar a mantenernos en la senda correcta mientras seguimos desarrollando nuestra estrategia y nuestras operaciones de sostenibilidad para contribuir a un mejor futuro para todos. Por esa razón, en 2019 llevamos a cabo una revisión para definir cuáles de los objetivos y los objetivos secundarios incorporados en la Agenda 2030 son pertinentes para nosotros. Contribuimos principalmente a nueve de los objetivos».

¿Qué hitos en las tareas de sostenibilidad de 2019 le gustaría destacar?
«Aparte del análisis que hemos mencionado, vinculado a la Agenda 2030, seguimos implementando auditorías de sostenibilidad en las fábricas de forma continua. Por lo que respecta a nuestros empleados, nos hemos centrado en la formación y en noviembre de 2019 lanzamos una nueva plataforma digital para el aprendizaje y el desarrollo – La NCAB Academy. Ahora a nuestros empleados les resulta más fácil desarrollar de forma continua sus capacidades y compartir sus conocimientos con los colegas de otros países. Además, la plataforma es una herramienta excelente que usamos con los nuevos empleados para ayudarlos a adoptar nuestra cultura y nuestros métodos de trabajo, y es especialmente útil a la hora de integrar a las empresas que NCAB pueda adquirir».

Nikolina Strezovska Dimidjijevski, PCB Engineer NCAB Group Sweden
Nikolina Strezovska Dimidjijevski, PCB Engineer NCAB Group Sweden

«Compartimos conocimientos con nuestros clientes de todo el mundo a través de 152 seminarios de tecnología y nueve seminarios de sostenibilidad. Este trabajo ha continuado durante 2020 y, dado cómo está la situación, los seminarios se han impartido en línea hasta ahora».

«También me gustaría mencionar que los resultados de la encuesta para los empleados de 2019 mejoró a partir de un nivel ya de por sí alto, la satisfacción de los clientes permanecía a gran nivel, incluidas las cuestiones relativas a la sostenibilidad».

«No cabe ninguna duda de que la principal cuestión de cara al futuro es conocer mejor nuestro impacto climático y adoptar medidas para reducirlo».

Anna Lothsson
Sustainability Manager, NCAB Group

¿Cuáles son los mayores desafíos que aguardan a NCAB?
«No cabe ninguna duda de que la principal cuestión de cara al futuro es conocer mejor nuestro impacto climático y adoptar medidas para reducirlo. Sabemos que las emisiones de gases de efecto invernadero que provocamos emanan principalmente de nuestros procesos de fabricación y transporte, pero tenemos que estudiarlos cuidadosamente con más profundidad y establecer con exactitud de qué parte de nuestros procesos surgen, su envergadura y qué podemos hacer para reducirlos. En este contexto, pretendemos usar el Protocolo de gases de efecto invernadero para generar un mapa de las emisiones en toda nuestra cadena de valor. Obtener todos los datos será un desafío, pero nos esforzaremos por descubrir todo lo que sea mensurable y adoptar las medidas adecuadas».

Puede leer más sobre nuestras tareas de sostenibilidad en el informe de sostenibilidad de NCAB Group.

Consejos de Anna Lothsson para unas labores de sostenibilidad satisfactorias

  • Vincular las labores con la Junta Directiva.
  • Nombrar un gerente en el nivel del grupo de gestión para que lleve a cabo las labores.
  • Elaborar una estrategia e integrar las labores como parte natural del negocio.
  • Si es posible, emplear métodos que ya estén establecidos en otras áreas.
  • Utilizar una norma para poder crear un enfoque estructurado.
  • Asignar suficientes recurso para las labores.
  • Ser persistente y hacer un seguimiento continuo del progreso.
  • La transparencia es positiva, no tema señalar los defectos y los potenciales de mejora.

Read also

Nuestra especificación del producto conduce a PCBs fiables

La gestión térmica en los equipos electrónicos está teniendo cada vez más importancia.