Maximizar el rendimiento de las fábricas

Sabemos que estar cerca de nuestras fábricas es crucial, tanto geográficamente como a nivel personal. Esto nos permite establecer relaciones duraderas con nuestras fábricas y ofrecer PCB fiables como resultado.

A continuación encontrarás áreas clave que son importantes al maximizar el rendimiento de las fábricas.

Elegir las fábricas correctas con las que trabajar

Encontrar una fábrica de PCB no es tan difícil, pero sí lo es encontrar una fábrica fiable. Nuestro proceso para encontrar y garantizar la calidad de las fábricas correctas nos ha permitido contar siempre con fábricas que se ajustan a los requisitos del cliente. Hallar y desarrollar las mejores fábricas precisa de una amplísima experiencia y especialización. Nuestro proceso de selección, descrito más abajo, explica cómo aprobamos nuestras fábricas.

Our sourcing process to find the right factories.
Our sourcing process.

Usar la fábrica para aquello que domina

Aprobamos la fábrica para la tecnología y el volumen que pueden proporcionar de forma fiable, garantizando que cumplimos las expectativas de rendimiento.

Illustration of our approved capability

Este enfoque de anteponer la calidad nos asegura que el rendimiento de la fábrica para NCAB y nuestros clientes está en consonancia con nuestras expectativas de una calidad y un rendimiento en las entregas superiores al promedio del sector.

Presencia sobre el terreno para vigilar, mantener y mejorar el rendimiento

Nuestra estrategia para entregar calidad incluye estar sobre el terreno y trabajar directamente con las fábricas. Nuestros técnicos de calidad son directamente responsables del rendimiento de las fábricas, así como de establecer relaciones y trabajar de forma activa para conseguir mejoras. Nuestros técnicos de control de calidad confirman que las PCB se fabrican y verifican conforme a nuestras especificaciones.

Auditorías

Cada año en todas nuestras fábricas principales llevamos a cabo auditorías de calidad completas que se centran en el proceso de producción y otros aspectos relacionados. Tres personas trabajan durante tres días en esas auditorías que cubren ocho áreas diferentes.

Además, NCAB también efectúa auditorías de los procesos previos a la producción que se centran en los procesos iniciales y el control asociado. Estas auditorías anuales se complementan con auditorías de proceso que se hacen mensualmente y en las que centramos nuestra experiencia en detalles de áreas específicas para garantizar mejoras continuas. 

Nuestras auditorías de sostenibilidad buscan mejorar las condiciones laborales y el comportamiento medioambiental. Normalmente se requieren dos personas y dos días para llevar a cabo una auditoría completa de una fábrica; para una auditoría de seguimiento se precisa un día. Todas las fábricas principales se someten al proceso de auditoría cada dos años.

Selección y formación del personal de las fábricas

En nuestras principales fábricas existen equipos especializados formados por empleados de la empresa, como controladores de producción, personal de atención al cliente, ingenieros de preproducción y equipos de inspección, todos elegidos por NCAB. Nuestros equipos se dedican a gestionar, preparar y controlar sus pedidos. Cada miembro del equipo recibe 40 horas adicionales de formación al año, relacionada con las demandas de NCAB.

Actuar cuando surgen los problemas

Cuando surgen problemas imprevistos la principal prioridad es mantener tu cadena de suministro en funcionamiento sin riesgo de que surjan más defectos. En paralelo, NCAB lanza nuestra investigación de las causas subyacentes en uno de nuestros cuatro laboratorios de NCAB o dentro del proceso de producción de manera que podamos identificar la causa fundamental e implantar acciones correctivas y preventivas para eliminar el riesgo de que el problema reaparezca en el futuro.

La presencia sobre el terreno significa que podemos ofrecer comunicación continua de forma que todos los implicados sean conscientes del progreso efectuado para resolver el problema o aportar actualizaciones sobre las actividades de recuperación.

Todo ello se documenta y comunica por medio de un informe de acción correctora NCAB 8D. Las acciones contenidas en él se verifican sobre el terreno durante la siguiente reunión en la fábrica.