Newsroom

Cadena de suministro viable en Taiwán para HMLV: rapidez en la producción y alta tecnología

Si bien China es el centro del sector industrial de las PCB, la estrategia de compras de NCAB Group ha optado por la diversificación de los centros de abastecimiento, y esto nos permite cumplir con los requisitos de nuestros clientes y asegurarnos de disponer de la fábrica idónea para la producción de las placas adecuadas. Kelsen Liu, director de Operaciones del Equipo Directivo de la fabricación de NCAB en Taiwán, habla sobre el valor añadido que aporta la cadena de suministro taiwanesa.

AOI machine in a Taiwanese PCB factory | NCAB Group

¿Cómo describiría la organización del Equipo Directivo de la fabricación de NCAB en Taiwán?

«Es muy similar a la organización desplegada por NCAB en China durante años, pero a menor escala. Nuestro equipo de 11 personas se centra específicamente en la calidad, la logística y el refuerzo comercial, además de asesorar en materia de ingeniería y ofrecer nuestro apoyo siempre que es necesario. Nuestro equipo de Control de Calidad trabaja en las propias fábricas para revisar nuestros pedidos antes de proceder a su envío, lo que nos permite ofrecer una calidad con un porcentaje de rendimiento del 99,86 %. Al igual que el resto del planeta, este año nos hemos enfrentado a diversos retos en lo referente al transporte. Pero gracias a nuestra asentada presencia local y a la comunicación constante con las fábricas, nos aseguramos en todo momento de que nuestros pedidos tengan prioridad en la cadena de producción.»

Kelsen Wei Ming Liu | NCAB Group Factory Management Taiwan

«Tenemos un excelente historial de apoyo a nuestros clientes de HMLV y en pedidos de prototipos de producción rápida.»

Kelsen Liu,
Director of Operations NCAB Factory Management in Taiwan

¿Cómo aporta valor añadido a los clientes la estructura directiva de la fábrica?

«Al ser un equipo local que trabaja sobre el terreno, podemos asegurarnos de que los pedidos llegan a las fábricas, hacer un seguimiento diario del proceso y controlar que se les dé prioridad. Mantenemos una comunicación muy fluida con las fábricas. Y esto ha sido una tremenda ventaja durante este año 2021, ya que la presión a nivel de demanda a la que han estado sometidas nuestras fábricas, al igual que las de muchas otras cadenas de suministro globales, ha aumentado mucho y muy rápido. Otro aspecto destacado es que nuestro equipo de Control de Calidad está formado por especialistas certificados en IPC con más de una década de experiencia, lo que supone un auténtico valor añadido, ya que conocen todos los tipos de placas y saben exactamente qué buscar en la inspección final de calidad. Disponer de ese profundo conocimiento de las fábricas nos permite ayudar a los equipos de servicio y a los gestores de cuentas de nuestros clientes a encontrar y aprobar los aspectos y los campos en los que realmente destacan nuestras fábricas, y todo ello en beneficio de nuestros clientes.»

¿Cuáles son los puntos fuertes de la cadena de suministro taiwanesa?

«En primer lugar, tenemos un excelente historial de apoyo a nuestros clientes de HMLV (siglas inglesas de «gran variedad con escaso volumen») y en pedidos de prototipos de producción rápida. Todas nuestras fábricas se encuentran a un máximo de 30 minutos del aeropuerto, lo que permite a las empresas de producción rápida ofrecer unos plazos de entrega realmente impresionantes. También contamos con una fábrica homologada con varias capacidades técnicas muy avanzadas dentro del rango de 0-3 m2, lo que nos permite ofrecer algunas de las placas más complejas en fábricas homologadas por NCAB. Esto incluye estructuras HDI altamente complejas, microvías con cualquier número de capas, una extensa gama de materiales con homologación UL y tolerancias de taladro y características muy ajustadas. Por último, gracias a nuestras oficinas en EE. UU., hemos podido establecer un proceso especial y homologado que nos permite suministrar productos que cumplen con el Reglamento sobre el tráfico internacional de armas (ITAR) de Taiwán, algo de lo que pocas empresas disponen a nivel internacional.»

¿En qué se diferencia la cadena de suministro de NCAB de las de sus competidores?

«Nuestra presencia local mediante un equipo completo nos permite forjar una relación muy estrecha con nuestras fábricas. Nos ven como socios colaboradores y fiables en tiempos críticos. Nosotros compartimos nuestras necesidades con ellos y ellos comparten sus estrategias y áreas de desarrollo con nosotros. De esta forma, crecemos juntos mirando hacia el futuro. Nuestro equipo de Control de Calidad está presente en las fábricas para garantizar que solo se envíen placas de buena calidad y que cualquier incidencia se comunique de forma rápida y sincera. Como director de Operaciones, me reúno a menudo con los equipos de dirección ejecutiva de nuestra cadena de suministro. Nuestros requisitos de calidad son más estrictos que los de nuestros competidores y una medida de referencia para las fábricas.»

¿En qué consiste el proceso de localización de los colaboradores idóneos para los productos de cada cliente?

«En realidad es bastante sencillo. Hemos homologado nuestras fábricas por elementos tecnológicos y de volumen, por lo que conocemos las áreas en las que destacarán gracias a las auditorías que se realizan como parte del proceso de homologación. También determinamos los límites de capacidad para los que las homologaremos, junto con la comprobación de sus homologaciones, como IATF 16949 y AS9100, y el conocimiento de los materiales para los que están homologadas por UL. Esto constituye la base de nuestra homologación y también se incluye en nuestro software de presupuestos.»

¿Cuáles son los mayores retos a los que se enfrenta la cadena de suministro taiwanesa y qué planes tienen para desarrollar su oferta?

«Nos enfrentamos a varios retos. El primero es de carácter comercial. Son muchos los clientes que comparan Taiwán con China y hay una evidente diferencia de costes, aunque, como comentaba anteriormente, podemos ofrecer ventajas en términos de tecnología y plazos de entrega competitivos para los prototipos. Ofrecemos opciones fuera de China para los clientes que quieran comprar fuera de China. Otro de los retos es de carácter operativo. Taiwán sufre escasez de mano de obra, algo que se ha notado especialmente durante el aumento de la demanda experimentado en 2021, pero ese no es condicionante exclusivo de Taiwán. En cuanto a la mejora de nuestra oferta, el objetivo es seguir desarrollando la oferta de productos dentro de los nichos de mercado que abarcan HMLV y prototipos / producción rápida, con la forma de trabajar de NCAB y el rendimiento de la calidad y los plazos de envío. Por lo que respecta a las fábricas, en este momento estamos preparando un programa de abastecimiento que permita realizar pedidos de HMLV con una tecnología superior a la actual.»

«Nuestra presencia local mediante un equipo completo nos permite forjar una relación muy estrecha con nuestras fábricas.»

Kelsen Liu,
Director of Operations NCAB Factory Management in Taiwan

¿Cómo repercuten las tendencias actuales de las cadenas de suministro en su rendimiento?

«No hemos sufrido la escasez de electricidad que ha padecido China, pero cuando hay problemas en ese país se produce un flujo de pedidos hacia Taiwán que repercute en la capacidad de nuestras fábricas. El enfrentamiento comercial entre China y EE. UU. también ha contribuido al incremento de pedidos en Taiwán. El consiguiente aumento de la utilización de la capacidad puede afectar al suministro, pero nuestras fábricas están acostumbradas a ello y, gracias a nuestro seguimiento de la priorización de pedidos, NCAB puede gestionarlo garantizando debidamente el suministro.»

¿Cómo ve la cadena de suministro taiwanesa en el futuro?

«Sabemos que China es y seguirá siendo el principal centro de producción de gran volumen de placas de circuito impreso, pero Taiwán sigue siendo fuerte en el ámbito de la HMLV, de los prototipos y la producción rápida, y seguiremos desarrollando productos tecnológicos cada vez mejores. Ofrecemos un importante apoyo a los clientes que compran a través de fábricas taiwanesas, y eso no va a parar. De hecho, tenemos un proyecto en marcha que estudia cómo podemos desarrollar nuestro servicio y apoyo e implantar realmente el paquete completo de gestión de la fábrica dentro de nuestros métodos de trabajo. Taiwán seguirá siendo una parte importante de la cadena de suministro de NCAB.»